Sliema

Sliema es un lugra de vacaciones, por lo que su paseo marítimo está repleto de hotles y grandes edificios de apartamentos. Foto de Pierre G.
Sliema es un lugra de vacaciones, por lo que su paseo marítimo está repleto de hotles y grandes edificios de apartamentos. Foto de Pierre G.

Sliema, junto a St Julian’s y Paceville, forman una pequeña conurbación costera al noroeste de la Valletta. Antiguos puertecillos pesqueros, son hoy una extensión animada, comercial de la capital, así como la principal zona de bares y restaurantes de Malta.

Como llegar

A Sliema llegamos fácilmente desde la Valletta por transbordados, ya que ambas ciudades e encuentran a menos de un kilómetro por mar, y sólo las separa el Marsamxett Harbour. Por carretera es también muy fácil de llegar pero hay que rodear el brazo de mar que separa la península de La Valletta.

Qué ver, qué hacer.

Sliema es una animada ciudad, muy comercial y llena de tiendas frente a La Valletta. De hecho las vista de la capital y de Floriana son preciosas desde aquí.

Lo primero que destaca de Sliema es su paseo marítimo llamado The Ferries, que da hacia el sur, mirando a la isla Manoel y La Valletta. Es una zona muy turística, visitada y recorrida tanto por los malteses como por los turistas que se alojan en la zona. Es aquí a donde se arriba desde La Valletta con el transbordador. También es el punto de partida de otros que se dirigen a Gozo y Comino.

En las inmediaciones de The Ferries se sitúan numerosas calles comerciales repletas de restaurantes de comida con sabores de todo el mundo desde la comida hindú hasta la china, pasando por todas la variantes mediterráneas. En Tower Road, encontramos tiendas de todas las grandes marcas de moda y de productos de lujo. Esta zona es sin duda el centro comercial de Malta. Un poquito más lejos en Bisazza Road hallamos también muchas tiendas, pero de otro tipo. Más pequeñas, con productos más artesanales y más autóctonos, recuerda un pasado ya perdido en Sliema y tal vez en toda Malta.

Como en toda Malta abundan los edificios de caràcter religioso, en Sliema destacamos la Holy Trinity Anglican Church, la Iglesia de Jesús de Nazaret, la iglesia Stella Maris y la Parroquia del Sagrado Corazón (Parish Church of the Sacred Heart).

En la zona menos turística de Sliema, en sus callejuelas estrechas, pobladas de gentes venidas de toda Europa y el Mediterráneo queda un poco del encanto antiguo que atrajo a tantas gentes a Malta.

Otros lugares de interés son la Sliema Tower, torre defensiva al norte de la ciudad y la Fortaleza de Tigne, situada en la punta este de Sliema.

La Tower Road une por la costa Sliema y St Julian’s. Se trata de un bonito paseo frecuentado por ciclistas y amantes del footing. Muy animado durante el verano ya que cuenta con muchas heladerías, bares y pubs.

Al sur se encuentra, a medio camino entre Sliema y La Valletta la isla Manoel, antes citada y su fortaleza.

St Julian’s y Paceville, son la continuación hacia el oeste del núcleo urbano de Sliema. Se puede llegar a ellas a pie, dando un buen paseo y disfrutar de sus encantos.